Alquiler de castillos hinchables

Castillos hinchables - Medievo

Castillo hinchable - modelo medievo

  • Medida Abierto: 485x320x295 cm.
  • Medida Cerrado: 80x50x50 cm.
  • Peso: 29 kg.
  • Precio 24 horas: 60 €
  • Todo fin de semana: 80 €

  • Contactar »

    Características del castillo hinchable modelo Medievo

    Hacemos un viaje al pasado con este castillo hinchable, hasta la Edad Media donde los caballeros andantes y las princesas de la casa se divertirán sin descanso gracias a sus múltiples actividades.

    Ahora tus hijos podrán sentirse como verdaderos caballeros y tus hijas como verdaderas princesas cada vez que salten sobre esta colchoneta inflable. Y es que este castillo está decorado como si fuera un castillos medieval, así que tus hijos podrán experimentar y jugar como si fueran los dueños del castillos.

    Más datos sobre este módelo de castillo hinchable

    Este castillo hinchable tiene una medida de 485x320x295 cm una vez montado y apenas pesa, con lo que el transporte es muy pero que muy facil. El peso aproximado es de 22 kgs. La colchoneta hinchable cuenta con dos toboganes, uno más alto para los niños mas atrevidos y otro más pequeñito para los más pequeños de la casa. Además el castillos cuenta con una zona con bolas para bebes, porque ellos también querrán disfrutar con esta colchoneta infantil. Incluye zona para bebes y bolas.

    Como instalar un castillos hinchable

    Muchos clientes nos expresan sus inquietudes a la hora de montar y posteriormente recoger ellos mismos el castillo hinchable, pero en realidad ambos procesos son muy sencillos de realizar y se hace en menos de dos minutos.

    1-Lo primero que se debe hacer es extender la loneta que lleva incluida el castillo en su macuto. Esta loneta cumple dos funciones, la de que los niños descalzos no pisen el suelo directamente, y la de proteger la base de la colchoneta de cualquier objeto punzante que se pueda encontrar en el suelo. Si el pavimento presenta chinarros o irregularidades que pudiesen dañar la base del castillo es importante poner doble loneta para protegerlo de cualquier incidencia y asegurar el disfrute del mismo.

    2-Una vez esté la loneta extendida, el siguiente paso es poner el castillo encima de la loneta boca arriba y poner la manguera en una posición cercana donde vaya a ir colocado el hinchador.

    3-Una vez que esté la manguera bien sujeta al inflador, se pone en marcha el mismo con el botón de encendido (solo tiene ese) y comenzará a inflarse el castillo. Aquí si es importante que la manguera quede recta y sin retorcer al castillo, para que así entre el máximo caudal de aire posible. El castillo estará completamente inflado en menos de un minuto.

    4-el castillo comienza a inflarse y a coger su forma sin ayuda nuestra. Es en este momento, si se puede, de anclarlo al suelo con las cuerdas y piquetas que también proporcionamos con cada alquiler, o en su defecto atarlo. Aunque los castillos son muy estables ya que son más anchos que altos, no está de más atarlo para que la oscilación sea aun menor y que el riesgo ya sea inexistente.

    5-el hinchador debe proporcionar aire continuamente al castillo, y este se renueva sacándolo por las costuras, haciendo imposible la posibilidad de que hubiese un pinchazo o estallido por haber demasiado aire. Con este sistema de costuras abiertas se garantiza un máximo de presión en el castillo hinchable, y si esta presión es superior porque se ha introducido más peso del recomendado, el castillo devolverá el aire al inflador, lo que provocará que el castillo se quede más flojo de la cuenta hasta que se libere del peso en demasía.

    6-el hinchador es un motor y por tanto también necesita su descanso. Es conveniente dejarlo descansar durante al menos media hora cada 4 o 5 horas de funcionamiento.

    7-llega el momento de recoger. Se acabó la fiesta! y toca recoger el castillo. Tan fácil como el montaje. Si no tiene prisa, lo recomendable es quitarle la manguera al hinchador ya previamente desconectado y dejar el castillo que pierda por el solo el aire durante aproximadamente unos 20 minutos. Si no se tiene ese tiempo, bastará con poner el cuerpo encima del castillo en cada doblez.

    Una vez que ya está sin aire, comenzamos a doblar el castillo, siempre teniendo en cuenta que es importante tener la manguera sin obstrucción, para que el aire que aun conserva el castillo se vaya expulsando a cada movimiento.

    Se dobla por la mitad tantas veces como sea necesario hasta que se pueda apreciar que ya entra en el macuto (cada modelo necesita las suyas).

    Una vez lo tenga con el tamaño ideal, lo más conveniente es atrapar con el macuto el castillo, ya que así el poco aire que le quede al castillo hará que se mueva, pero ya estará dentro de las dimensiones de la bolsa y hará imposible que se mueva. Del otro modo, esto es, cogiendo el castillo en los brazos para meterlo en el macuto, el aire que aún conserva dentro se desplazará y haría más difícil la entrada en el macuto.

    Contactar »

    ME PIDO UN CASTILLO © 2012 |  tel. contacto: 616 998841 / 630 467709  |  Información Legal